Visitar el Valle del Jerte representa un placer para los sentidos en cualquier época del año.

 

 

En los meses de otoño, este rincón del norte de Extremadura se torna una preciosa composición de patchwork con tonalidades rojizas, amarillas, verdes…

 

 

 

Llega el otoño al Valle del Jerte y con él muta el paisaje.

 

 

Llegan los olores y sabores propios de la estación. El aroma de las castañas asadas, su calor que reconforta en las manos y su dulce sabor consiguen hacernos viajar en el tiempo.

 

 

Pero sabías que además de estar muy ricas son…¡super saludables!

 

 

 

Asar castañas es un gusto del que no debemos privarnos cuando llega el otoño.

 

 

Pero no siempre tenemos claro cómo hacerlo. Pues bien, hay diversas maneras de conseguir que estos pequeños bocados del Valle del Jerte, queden en su punto.

 

 

 

 

Tradicionalmente la castaña se toma simplemente asada. Cucuruchos de felicidad que nos acompañan durante un paseo o un rato de placer en casa, disfrutando de pequeños bocados con sabor a otoño.

 

 

Pero las castañas son, además de super saludables, un ingrediente protagonista de numerosas recetas: cremas, buñuelos, brownies …¿Nos ponemos el delantal?